jueves, julio 7

Promesas

Advertencia: Este escrito es personal y tiene por objeto recordar las bases sobre las que construí los cimientos de la identidad que tengo, mantengo y ejerzo con plenitud. Puede sonar algo fuerte, pero es algo así como mi ley humana de vida y, en este caso, más que hablar de mí mismo, quiero darle fuerzas a quienes las necesitan, a ver si a través de las palabras esa fuerza se transmite. Algo parecido a esto está plasmado en el discurso a una audiencia imaginaria.

Promesas


Opcional: Música de fondo -> El valse d' Amelie

No creo en los amigos eternos, pero sí en las gratas compañías; no creo en las promesas y juramentos pues las palabras se las lleva el viento, pero sí considero los hechos y las acciones como cosas dignas de ser tomadas en cuenta; intentaré no depender de nadie, hacer todo por mi propia cuenta, valerme de mi propio esfuerzo y de mis propias energías, pues así no molesto a nadie y no le importuno el momento a nadie, no obstante, si alguien me necesita, siempre estaré disponible, incluso si ya me ha fallado, pues mi ley es dar, e intentar recibir lo menos posible.

Mi misión es resguardar a los demás, ver a los que van cayendo para recogerlos y devolverlos a la vida, observar desde arriba todo lo que pasa. Mi mayor placer es conocer a las personas, saber cuáles son sus fortalezas y cuáles sus debilidades, para poder ayudarlas de mejor manera o apoyarlas en lo que necesiten. La observación es mi forma de descubrir el mundo, observando voy comprendiendo todo, ya sean las mismas personas, ya sea el sistema de relaciones que las une (o las separa), ya sean las estructuras en las que nos movemos como sociedad.

Prometí dar lo mejor de mí en todo ámbito, ofrecer lo mejor que tengo tanto en el trabajo como en las relaciones personales, para no quedarme después con la ingrata sensación del "pude haberlo hecho mejor". De igual forma, prometí que nada me haría caer ni retroceder en mis posturas, que a mi modo iba a defender lo que creo justo, lo que creo correcto, lo que me parece defendible y me parece sensato; que no me iba a entregar a ninguna tendencia política o ideológica específica porque ninguna de ellas se iba a mojar el potito por mí cuando yo lo necesitara. No creo en los partidos, creo en las personas, creo en los ciudadanos y creo en las ideas, vengan de izquierda, vengan de derecha, vengan de dónde sea.

Prometí que no me iba a dejar llevar por la masa, que siempre mantendría el tamiz de mi pensamiento crítico y de la evaluación punto por punto para adherir a algo, prometí que ningún obstáculo me iba a vencer, que aunque los problemas parezcan montes inamovibles, de todas formas no me dejaría vencer y no retrocedería un solo centímetro. Porque la vida es como un partido de fútbol, si retrocedes o dejas de ir a la ofensiva, le entregas en bandeja el partido al rival, eso es algo que no se puede ni debe hacer.

Pero así también, como me prometí todas estas cosas, la vida me ha enseñado también que el mayor disfrute está en las cosas pequeñas, en los detalles de la vida. Por el mismo motivo, los problemas que tuviera los iba a resolver por mi propia cuenta, preocupándome más de la acción que del tamaño del mismo; dejándole al de arriba las cosas que no pudiera resolver. Esa satisfacción hace que me pueda volcar a disfrutar la vida, a valorar cada instante, ya sea desde un punto de vista estético (fotografía), ya sea desde la óptica literaria (escribir), ya sea desde la forma práctica, porque la vida hay que vivirla, hay que aprovecharla, hay que sentirla, hay que disfrutarla.

Por último, y esto quizás le ayude a algunos en la U, sean de mi carrera o de otras. A la universidad voy a disfrutar, no a pasar ramos. No es que sea un fanático acérrimo de la lectura y/o mi disciplina, pero me encanta aprender cosas nuevas, conocer realidades, conocer personas, entender y valorar la diversidad tanto del pasado como del presente, las culturas y las cosas cotidianas.

Por lo mismo, no me preocupo de pasar ramos, ni tampoco me mato pensando en una nota o trabajando para sacar una nota; me parece que es mucho más sano estudiar para aprender y trabajar para saber, que estudiar para pasar y trabajar para una nota en un papel. Porque, digámoslo con todas sus letras, ¿qué gracia tiene ir a la universidad agobiándose por los trabajos que hay que hacer y por los libros que hay que leer? ¿qué gracia tiene ir a la universidad pensando que todo es una carga, que todo es un problema, que todo es un mero deber?

Nunca he tenido sexo, y pretendo ser virgen para el matrimonio, pero ¿qué no les suena más lógico que es más fácil llegar al orgasmo haciendo un buen "trabajo" durante toda la relación que pensando solamente en el orgasmo por el orgasmo? Pongo este ejemplo para que se note lo transversal de cómo afecta a nuestra vida la forma en que enfrentamos los problemas (o desafíos). Quien busque solamente el orgasmo y nada más que el orgasmo sin ver todo lo demás que implica una relación está condenado a la frustración. Yo no soy alguien que pretenda ser un frustrado de por vida.

La vida, como dije, es para disfrutarla. Hay que darse el tiempo para disfrutarla, para entenderla, para valorarla. Y también hay que darse el tiempo para conocerse, para valorarse, para entenderse, porque qué sacamos con vivir sin saber lo que vivimos y qué sacamos con ser sin siquiera tener conciencia de lo que hacemos o de lo que pensamos que somos. Esa es mi forma de ver la vida, no sé cómo será la de ustedes, no tengo idea si les servirá de algo esto, pero lo comparto, no son todos mis secretos, pero a su vez constituye a grandes rasgos lo que creo ser y lo que quiero seguir siendo.

Ariel Cruz Pizarro

2 comentarios:

Camilo Vega V. dijo...

En varias de las cosas que escribiste me pude sentir identificado, mucho, con momentos que viví y vivo ahora (aunque no sean tan graves en comparación a otros que son muchísimo peores). Tomaré como consejo algunas de las ideas que planteaste :).
Gracias por compartir una parte de ti (como lo planteaste).
Saludos!

Camilo.-

Joku~ dijo...

Muchas gracias Ariel! :D

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...